Proceso de elección papal

100_7066Debido a la renuncia del papa Benedicto XVI muchos se encuentran en la incertidumbre de quien sera su sucesor. Para elegir un nuevo representante de la iglesia católica se lleva a cabo un procedimiento.
El proceso de elección comienza con la reunión de 120 cardenales en la Capilla Sixtina, este proceso se realiza una vez que el lider de la iglesia católica muere o renuncia.

Una vez reunidos, los cardenales menores a 80 años pueden participar en el concaclave para elegir al sucesor. Posteriormente se eligen tres examinadores, tres revisores y otras tres personas que se encargan de reunir los votos.

Los 120 cardenales reunidos votan por un candidato, se realizan dos votaciones, una en la mañana y otra en la tarde.
En la constitución del Pío XII recomienda tres modos de elección llamados:

  1. “cuasi-inspiración” se da cuando sin previo acuerdo, eligen unánimemente y de viva voz, al nuevo Papa.
  2. Por “compromiso”, sucede en circunstancias especiales, es decir, los cardenales eligen a tres, cinco o siete de los padres conclavistas, la posibilidad de elegir.
  3. Y el último es por “escrutinio” o votación secreta.

Se considera que hay nuevo Sumo Pontifice cuando es elegido por las dos terceras partes del concaclave. En caso de que no se consiguieran los votos requeridos se hace una segunda elección. Cuando se obtienen los votos, se procede a hacer el escrutinio.

En caso de no haber llegado a una resolución durante los tres primeros días se hace un día de pausa utilizando éste para hacer oración.

El proceso de elección es concluido anunciando un nuevo Pontifice con la salida de humo blanco de la chimenea de la Capilla Sixtina, posteriormente  anunciando el nombre del nuevo sucesor.